Saltar al contenido

7 Tips para cuidar a tu Pug

01/10/2018

7 Tips para cuidar a tu Pug

Cuando tomamos la decisión de tener un Pug en casa ciertamente debemos hacernos cargo de múltiples responsabilidades y cuidados si queremos darle una buena calidad de vida, así que te contamos de manera breve 6 tips pata cuidar a tu Pug

1.  Cuida lo que come tu pug

Una parte  fundamental para que tu perrito pug se mantenga sano es que estés checando y procurando su comida permanentemente.

Para cuidar la alimentación de tu pug debes hacer entre otras las siguientes cosas: Darle la mejor calidad y  tipo de alimento que puedas, siempre darle la cantidad de alimento que requiera sin excederte y acorde a su desarrollo y edad.

Aliméntalo en un lugar limpio y de preferencia en un horario fijo. Desde luego puedes premiarlo con golosinas para perritos como una forma de incentivo de buenas conductas, pero no lo acostumbres a golosinas entre comidas, recuerda que son muy golosos y tienden a ser rellenitos, ayúdales a mantenerse sanos.

2. Ejercítalo periódicamente

La mejor forma de hacerlo es dar paseos con tu perrito o bien jugar con el periódicamente. Sácalo a caminar y o correr para que se ejercite; acostumbralo a “jugar a la pelota” u otro juguete que lances para que tu pug salga corriendo por el.

3. Límpialo a el y a su entorno

Encargarte de su limpieza, báñalo cada 3 semanas;  límpiale periódicamente su cara; de ser posible cepillalo 2 veces a la semana y en época de muda diariamente.

También cuida su entorno, limpia el lugar donde vive, donde duerme, donde come, donde orina y donde defeca.

4. Vacunalo oportunamente

Pug vacunadoVacúnalo y desparasítalo cuando sea necesario. Escucha las recomendaciones de tu veterinario al respecto; se muy puntual con los calendarios de vacunación.

5. Procúrale un espacio propio

Acondiciónale un espacio con sus cosas, su casa, su cama, sus utensilios de alimentación y sus juguetes.

6. Destina tiempo a su educación

Edúcalo, fórmale hábitos de distinto tipo, alimentación, limpieza, ejercitación, socialización, evacuación. Sin duda destinar tiempo a educarlo es uno de los tips más importantes, ayudas a tu perrito pug y por supuesto facilitas tu vida en su convivencia cotidiana.

7. Cuidar a tu Pug – buena decisión, mejor inversión.

Cuidar a tu pug implica tiempo y esfuerzo,  sin embargo es la mejor manera de mantenerlo sano y feliz, el tiempo que le des a tu mascota definitivamente se devolverá con creces por su compañía fiel y un inestimable amor incondicional.

Reflexiona, ¿te gusta que te cuiden?, ¿que te hagan caso?, ¿que platiquen contigo?,  ¿que te vean?, ¿que te acaricien?, en general ¿que te hagan sentir apreciado, valorado y querido? a tus pugs también les encanta,  por eso cuídalos y dales mucho cariño, ellos se lo merecen.