Saltar al contenido

Como bañar un perro

Como bañar un perro

Ha llegado la hora de bañar a tu pugsito y ¿no sabes como?, tus amigos de Mani Pistache Pugs te dicen cada cuando y como debes hacerlo, acompañanos y descubre como bañar un perro.

¿Cuando bañar a tu perro?

En términos generales un perrito debe bañarse cada 3 semanas, o cada vez que se haya ensuciado mucho. Sin embargo, en la medida de lo posible no debe hacerse en un periodo de tiempo menor a ese, ya que los perritos producen un aceite natural que mantiene su pelo y piel hidratados.

En caso de que bañes con mucha frecuencia a tu perrito podrías afectar la humectacion que dan esos aceites y tener como consecuencia afectaciones en la piel o pelaje de tu perro, como la resequedad de la piel, irritaciones o caída de pelo, es por eso, que debes esperar al menos un periodo de 3 semanas entre baño y baño.

Por el contrario, esperar lapsos de muchas semanas entre baños puede ocasionar que se acumule mucha suciedad en el pelaje de tu perrito o malos olores.

¿Cuando debo bañar a a mi perro por primera vez?

El primer baño de tu perrito es muy importante ya en la medida que tu mascota tenga buenas experiencias en su primer baño, será más factible que se acostumbre a todo el proceso de lavado y que lo vea con agrado y no con recelo.

El primer baño de tu perrito no deberá ser antes de que tenga todo su esquema de vacunas y tampoco antes de que sea destetado de su mamá. Es importante recordar que los cachorritos son increiblemente frágiles, por lo que no debemos exponerlos a situaciones estresantes como lo pudiera ser el baño y mucho menos cuando no tienen la protección que les brindan las vacunas o el alimento que les da su mamá.

Es por eso que recomendamos que su primer baño sea después de que tu perrito se destete de su mamá y después de dos semanas de que tenga completo su cuadro de vacunas.

¿Donde debo bañar a mi perro?

Para el caso de perros pequeños, el baño puede hacerse en la tina de baño o inclusive en el lavadero, ya que es un lugar donde puedes tener abundante agua y puedes tener el control de la forma en la que se desplaza tu perrito.

Como bañar un perro pug

Cuando se trata de perritos no tan pequeños, o ya adultos que no caben en los lavaderos o tinas, el baño se puede realizar en el patio, y siempre será mejor cuando hayan tenido mejores experiencias en su juventud, ya que estarán acostumbrados a todo el proceso que el baño implica.

Pasos para bañar a tu perro

La experiencia de bañar a tu perrito siempre será mejor cuando tengas todo listo y preparado para hacerlo. Recuerda que el proceso del baño puede ser estresante para algunos perritos, por lo que entre menos te tardes en el proceso y lo vuelvas divertido para ti y tu perrito será mucho mejor.

La preparación

Hay que tener todos los implementos del baño listos y a la mano. Entre las cosas que debes de tener listas son:

  • Cepillo.
  • Toalla
  • Algodon
  • Shampoo o jabón especial para perrito
  • Toalla de secado

El Cepillado

Antes de iniciar el baño debe cepillarse el pelo muerto del manto de tu perrito, esto se puede hacer con cepillos especiales como el furminator o manoplas de cepillado.

Con esto desprenderas mucho pelaje, aunque después del baño, al cepillarlo nuevamente podrás desprenderle muchos más.

Evitar resbalones

Una de las situaciones frecuentes en el baño de los perritos es que pueden sentirse nerviosos o inseguros en pisos resbalosos, por lo que habremos de poner un alfombra de baño o una toalla en el piso de la tina o lavadero para evitar los indeseables resbalones.

Temperatura del Agua

El agua con la que bañes a tu perrito debe tener una temperatura adecuada, de preferencia tibia, ya que si usas agua fría puedes causarle escalofríos y temblores a tu perro, mientras que si utilizas agua muy calientes puedes causarle quemaduras.

Puedes saber si el agua esta a una temperatura adecuada tocándola con el interior de tu muñeca, si el agua esta fía o muy caliente para ti, también lo será para tu perrito.

Como bañar un perro pug

Una vez que tengas el agua a una temperatura adecuada, puedes llenar la tina o lavadero con ella y después meter a tu perrito. Este método es mejor que dejar que el chorro de la regadera le caiga encima, ya que para muchos perros, ésto puede resultar estresante. No obstante lo anterior, sabemos de perritos que les encanta el agua, por lo que que nada será mejor que evalúes cada opción dependiendo del carácter de tu mascota.

Cuidado de los oidos

Para prevenir que a tu perrito le entre agua y jabón en los oidos, puedes colocar un puñito de algodón en las orejas, sin embargo, esto no debe de hacerse forma profunda, ni con pedazos muy pequeños.

Bañando a tu perro

Moja todo el cuerpo de tu perro y asegurate que este completamente mojado, ya que como hemos dicho, los perritos generan aceites naturales para su cuerpo, por lo que es muy probable que la primer tanda de agua no logre penetrar todo el pelaje, así que asegúrate de mojarlo completamente antes de utilizar el shampoo

Una vez que tu perro esta completamente mojado, ya puedes aplicar el shampoo de forma uniforme por todo el cuerpo, frotándolo con la mano o cepillos para baño. Es importante que ninguna parte del cuerpo de tu perrito quede sin enjabonar lo que asegurara que se limpie completamente.

Es importante recordar que en las partes sensibles de tu perrito debes de ser cuidadoso para no lastimarlo, esto incluye la parte de su estómago y el área genital, y en el caso de los pugsitos, la zona de sus arruguitas faciales.

Una vez que terminaste de enjabonar a tu perro debes enjuagarlo debidamente, para no dejar zonas apelmazadas de jabón y pelo en el manto de tu mascota, así que usa agua abundantemente y enjuaga muy bien a tu perro.

El secado

Una vez que que hayas bañado a tu perrito, el siguiente paso será secarlo completamente, para eso utiliza la toalla de secado absorbente y envuélvelo completamente.

Después de esto retira el algodón de las orejas y limpialas y secalas cuidadosamente para no lastimarlo.

En el caso de los pugs el secado es muy importante, porque como ya sabemos la zona de su carita esta llena de arrugas y pliegues y si omitimos secarlo adecuadamente podemos favorecer la retención de humedad y la generación de infecciones por hongos. Por este motivo debemos ser muy exhaustivos y cuidadosos en el secado de sus pliegues.

Cómo bañar a tu perro pug

Asimismo debemos de procurar secar muy bien, las patitas, axilas y el área genital.

Sabemos que algunas personas, por comodidad o rapidez también buscan auxiliarse de pistolas de aire para el cabello, al respecto debemos recomendarte que las uses con cuidado y nunca con temperatura muy caliente, con toda su potencia o de forma muy cercana, ya que esto puede generar incomodidad e inclusive quemaduras a tu pug.

Cepillado final

Una vez que hayas terminado con el secado es conveniente una nueva sesión de cepillado con la que podrás quitarle a tu perrito el exceso de pelo que se haya quedado en el proceso.

De esta manera habrás concluido el proceso del baño de tu querida mascota.